CIBERENCICLOPEDIA

Por qué y cómo solicitar el Derecho al Olvido

Derecho al olvido en Internet

Si la semana pasada hablábamos del borrado de información en Internet, por si en algún momento necesitas eliminar datos, fotos, comentarios, noticias… hoy queremos centrarnos en el derecho al olvido o la posibilidad que tenemos los ciudadanos de solicitar que los buscadores dejen de incluir en sus resultados enlaces que nos perjudican.

¿Por qué solicitarlo? Un día te “googleas” y ves que por tu nombre aparecen enlaces a noticias falsas, que pasaron hace mucho tiempo pero siguen perjudicando a tu imagen o que no tienen ninguna relevancia y no quieres que nadie pueda encontrarlas. Aquí llega el momento del tratamiento indebido de datos en buscadores,  porque entran en conflicto los derechos de respeto de la vida privada y familiar, y el de la protección de datos de carácter personal, con el de libertad de expresión o el de la información.

¿Quién gana? Pues hay que estudiar cada caso. 

 

Pasos a seguir para solicitar el derecho al olvido en Google

Así que si crees que hay algo tuyo que no debería aparecer en la red, no tengas miedo y a pedirle a Google que te borre de sus búsquedas. Porque si quieres, puedes. ¿Cómo? Siguiendo estos seis pasos:

  • Primero mira qué datos aparecen, a qué información se enlaza, cuántas páginas la contienen y con qué frecuencia y facilidad se encuentran.
  • Selecciona lo que quieres que desaparezca.
  • Asegúrate de que cumple los tres requisitos imprescindibles: información falsa, obsoleta o sin relevancia pública.
  • Rellena el formulario preparado para “retirar resultados en virtud de la protección de datos”.
  • Envía la solicitud y espera a que Google decida si debe o no eliminar esos enlaces.
  • Una vez que conteste: si ha sido para borrarlos, enhorabuena; y si ha sido para dejarlos, puedes contactar con organismos de protección de datos.

Además, al mismo tiempo que haces todo esto, te aconsejamos que trabajes para que haya información positiva de ti o tu empresa en webs o blogs suficientes para que vaya desplazando lo negativo.

Ah y no olvides que esto no significa que desaparezca la información que hay en webs, blogs o redes sociales, sólo que lo que hay no va a salir en Google, Yahoo o Bing cuando alguien busque tu nombre o el de tu empresa.

Y si tienes alguna duda o comentario, cuenta con nosotros.